¿Para qué nos sirven las mates?

Ésa es una pregunta que escuché muy seguido desde que empecé a trabajar como docente.

No sólo por parte de algunos alumnos, sino también por parte de la gente con la que hablo circunstancialmente, y en cuanto comento que soy profesora de matemática, empiezan a sentirse aludidos en su relación con las matemáticas.

A mí siempre me gustaron“… “Yo nunca serví para las matemáticas“… “En mi familia no se dan“…

Diversos comentarios que dejan entrever, a mi entender, que éste es un asunto que “nos toca”, que deja una huella en nuestro ánimo (positiva o negativa), que a veces queda como una asignatura pendiente.

Estoy buscando alguna forma de expresar a las demás personas mi gusto por las matemáticas, por qué me parecen tan interesante los sistemas de axiomas como “El señor de los anillos”, o cómo me ayudaron a poder tejer al crochet, o a planificar la comida para 15 días (y no estar en la cocina todos los días, pensando qué hago de comer hoy), o a ahorrar, o a decidir no sacar un préstamo después de ver cuánto me terminaban cobrando… No pretendo imponer que les gusten a nadie, pero sí ayudar a que “les pierdan el miedo”.

Y a conocer la parte lúdica (origami les suena?), y las probabilidades, y la geometría…

De a poco les voy a ir contando a quienes lean esta página.

Les planteo desde ahora una pregunta: nombrar 3 actividades o aspectos de su vida cotidiana, en las que la matemática les “dé una manito”.

Me despido por ahora, desde Buenos Aires, Argentina,

Valeria

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s